PONTE EN FORMA… después de las fiestas


Comenzó el nuevo año y te encuentras con una enorme “sorpresa”

al subirte a la balanza: diez libras más.

 

Thamy VenueLas fiestas de fin de año nos permiten disfrutar de tiempo para nosotros

mismos y para compartir con la familia, pero también son una amenaza para

nuestra condición física. Mucha comida, servida en porciones grandes,

postres, alcohol y el “merecido descanso” hacen que acumulemos grasa

muy fácilmente.

En lugar de lamentarnos, lo mejor es tomar medidas de inmediato para rebajar

el exceso de grasa, teniendo en cuenta una gran verdad: es mucho más rápido

y fácil ganar peso que perderlo. No lo dejes para después.

La vuelta a la rutina no debe ser un impedimento para comenzar un régimen de

dieta y ejercicios. Con respecto a la alimentación, lo ideal es consultar con un

médico o nutricionista para que diseñe una dieta adaptada a tus condiciones

personales, pero solo siguiendo algunos consejos básicos puedes deshacerte

de las libras que te dejaron las fiestas.

 

·       El almuerzo es fundamental. Asegúrate de que sea balanceado, con muy poca azúcar, carbohidratos completos o integrales y sin grasas. Es muy importante que reduzcas las porciones y evites las bebidas gaseosas.

·       Para calmar la ansiedad puedes incorporar una merienda a mitad de la tarde, como nueces o una pequeña porción de frutas.

·       La cena tampoco debes omitirla, pero no debe ser la comida principal del día. Prepara un poco de pollo o pescado a la plancha y acompáñalo con muchos vegetales, ensaladas y yogur.

·       Evita los dulces y el alcohol. Después de todo, las vacaciones ya se terminaron.

·

Recuerda que la dieta sola no va a hacer el “milagro” de desaparecer esas

libras de más. El ejercicio es fundamental y debes hacerlo teniendo en cuenta

que el objetivo inmediato es quemar grasa, no desarrollar músculos. Para esto

la única manera es hacer ejercicios aeróbicos como caminar, nadar, trotar o

montar bicicleta. Estos deben hacerse con una intensidad moderada para

que sirvan para quemar grasa. Si tratas de “matarte” haciendo ejercicios muy

fuertes, no estarás en la zona cardíaca adecuada y todo el esfuerzo hará que

te duelan los músculos. La regla general es que estos ejercicios nunca deben

dejarte sin aliento. Una forma más precisa es vigilar los latidos del corazón con

un reloj monitor y trabajar en un rango de 60% – 70% de tu frecuencia cardíaca

máxima. Para calcularla debes restar 220 menos tu edad. Por ejemplo, una

mujer de 35 años tiene una frecuencia máxima de 185 PPM y debe ejercitar

entre 111 y 129 PPM. No es mala idea incorporar un poco de entrenamiento

con resistencia para no perder masa muscular.

Siguiendo estas sencillas recomendaciones puedes comenzar el año con

buena actitud y verás que en poco tiempo vas a poder perder ese equipaje

extra que trajiste de tus vacaciones. No te desanimes y recuerda que debes

asumir el ejercicio como algo divertido, no como otra obligación. ¡Feliz año

nuevo para todos!

 

Mira el Artículo en Venue Magazine Aquí.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *