Comida Orgánica, un lujo necesario.


 La salud no tiene precio. Y cada vez es más evidente como ha aumentado el consumo de la comida orgánica. Incluso personas que antes se negaban a cambiar, ahora están comprándola y consumiéndola, lo que indica que la gente está preocupándose más por su salud y por ende buscando comidas saludables, combinándolas con ejercicios, para mantener un buen estado físico. Sin embargo, todavía existen personas que no saben qué es la comida orgánica y cuáles son sus beneficios.

 

Los productos orgánicos son aquellos alimentos, tanto de origen vegetal como animal, que son cultivados o criados de manera natural, están libres del uso de sustancias sintéticas, como pesticidas, fertilizantes, herbicidas, semillas genéticamente modificadas, etc. Es importante saber que durante gran parte de la historia, la agricultura pudo ser descrita como “orgánica”; es sólo durante el siglo XX cuando se introdujeron muchos químicos dañinos para la naturaleza y el hombre.

 

Los productos orgánicos están severamente regulados. Actualmente muchos países como EEUU, Japón, La Unión Europea, Canadá, México y muchos más requieren que los productores obtengan una certificación para poder ofrecer productos orgánicos. Así tú puedes saber cuáles productos son orgánicos y cuáles no: sólo debes buscar las certificaciones.

 

Con respecto a los precios, los productos orgánicos sí son más caros, pero más caro es caer en una enfermedad por la falta de atención a tu salud. Claro, esto no quiere decir que si no comes orgánico te vas a enfermar, pero al comerlos le vas a dar una vuelta de 180 grados a tu salud, vas nutrir tu cuerpo de productos sin pesticidas, fertilizantes etc. que afectan enormemente la salud en general.

 

Comer orgánico es de verdad un lujo necesario. En ocasiones cuestan el doble, pero se trata de calidad antes de cantidad. Por ejemplo, uno de sus beneficios principales es que, son más nutritivos. Muchos productos orgánicos tienen una mayor concentración de materia seca (contenido de un alimento una vez eliminada el agua) y mayores cantidades de vitaminas, proteínas, azúcares naturales y minerales que los productos convencionales. También, ayudan a mantener el balance bioquímico de nuestro organismo, porque no contienen trazas de anabólicos ni de hormonas; y están libres de residuos tóxicos procedentes de fertilizantes sintéticos, antibióticos, aditivos y conservadores. Además tienen mejor sabor, la leche, por ejemplo, es más suave y ligera, mientras que el pan es un poco más duro, ya que contiene más fibra. Se ha demostrado que la comida orgánica contiene más vitaminas, minerales y antioxidantes, los cuales sirven para prevenir enfermedades como el cáncer.

 

Hasta hace poco comprar productos orgánicos era una complicación, pero ahora se han extendido a los supermercados donde consigues productos orgánicos de uso diario, los precios están más accesibles, pues la competencia ya está creada, y también ya están abriendo muchos restaurantes completamente orgánicos.

 

En nuestra vida diaria nos damos muchos lujos, unos más grandes que otros. Pero el valor de tu salud y la de tu familia debería ser una prioridad. Lo que muchos consideran un lujo puede ser una ganancia en salud y tranquilidad.

 

Salud, Vida y Deportes ante todo.

 

 

 

Instagram: @ThamyHolistic

@ThamyHolistic_tips

Twitter: @ThamyHolistic

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *